¿Qué es el cáncer colorrectal?
09 de octubre de 2019

¿Qué es el cáncer colorrectal?

Una persona con un riesgo promedio de contraer cáncer colorrectal tiene aproximadamente 5 % de probabilidad de desarrollar este cáncer. El envejecimiento es un factor de riesgo ya que las posibilidades de desarrollar cáncer colorrectal aumenta con la edad, y la edad promedio al momento del diagnóstico es de 68 años en hombres y 72 años en mujeres. Para el cáncer de recto, la edad es 63 años para hombres y mujeres. Se ha observado que los hombres tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer colorrectal que las mujeres.

Personas con antecedentes de cáncer colorrectal en familiares de primer grado tienen el doble de riesgo de desarrollar la enfermedad.

El sedentarismo y quienes tienen sobrepeso u obesidad corren un mayor riesgo de contraer cáncer colorrectal.

Actualmente, se vincula el mayor consumo de carnes rojas y carnes procesadas con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

El hábito de fumar también aumenta la frecuencia de aparición de la enfermedad, así como las mujeres que hayan padecido cáncer de ovario o cáncer de útero son más propensas a desarrollar cáncer colorrectal.

Finalmente, y no menos importante, podemos mencionar enfermedades del colon que aumentan el riesgo de la aparición de un cáncer, entre estas se encuentran enfermedades hereditarias raras que tienen en común la presencia de pólipos, los pólipos ademotatosos del colon, la enfermedad inflamatoria intestinal (que no es el síndrome del colon irritable)

Los síntomas del cáncer colorrectal pueden ser vagos, o difusos, y dependen de la localización y tamaño del tumor. Ggeneralmente, cuando aparecen los síntomas es expresión de un estado avanzado de la enfermedad. Los síntomas más comunes son los cambios del hábito intestinal, los cambios en la consistencia y forma de las heces fecales, la presencia de sangre en las heces y la incomodidad abdominal.

Los estudios endoscópicos, como la sigmoidoscopía y la colonoscopía, son los indicados para el diagnóstico ya que permiten la visualización del recto y el colon en su totalidad y nos permite detectar pólipos o cáncer. La extirpación de los pólipos también puede prevenir el cáncer colorrectal.

Un análisis de sangre oculta en la materia fecal se usa para detectar sangre en las heces, o materia fecal, lo cual puede ser un signo de pólipos o cáncer. Una prueba con resultados positivos, es decir, que se halló sangre en las heces, puede corresponder a otras causas que no sean pólipos o cáncer de colon, como hemorragia en el estómago o la parte superior del tubo digestivo e incluso ingesta de carne cruda u otros alimentos.

Estas pruebas se recomiendan también para la prevención del cáncer de colorrectal, no solo para su diagnóstico, pero debe ser su médico el que le recomiende el más adecuado y la frecuencia de realización.

Noticias
Relacionadas