El cuidado de la piel en verano
13 de diciembre de 2019

El cuidado de la piel en verano

Sí, ya sabemos que el sol nos da un bronceado perfecto en verano, y hace que combinemos con la vibra de una temporada tan anhelada, pero también es el que envejece y arruga la piel si no la sabes cuidar, o peor… puede provocarte cáncer de piel. Pero, tranquilo(a) que si aprendemos a cómo evitar la exposición prolongada, estaremos bien.

El error más común al exponernos al sol es “tirarnos a la piscina” sin preparar la piel para tanta exposición. Habitualmente, salimos al aire libre sin ninguna protección solar porque por más que sintamos como nos quema el sol, no pensamos en los efectos que produce… ¡así que primero lo primero: aplícate bloqueador solar factor 30 y 50 como mínimo, 30 minutos antes de salir!

Ojo que si vas a ir a la playa o a la piscina no olvides que no existe ningún bloqueador solar que sea 100% resistente al agua, así que te recomendamos aplicarte la crema en intervalos de 30 minutos.

Lo siguiente que tienes que tener en cuenta es que entre las 12:00 y las 16:00 horas son los momentos de mayor radiación solar, incluso cuando estás bajo la sombra. Es importante que te apliques el bloqueador solar en cantidad abundante y de forma homogénea por todas las zonas expuestas, sin olvidar las orejas y el dorso de las manos y pies, incluso en los días nublados.

Otro factor que tienes que tener en cuenta a la hora de proteger la piel del sol es consumir alimentos ricos en Alfacarotenos y Betacarotenos, porque facilitan la producción de melanina, que defiende la piel frente a la agresión solar. Las zanahorias, duraznos, tomates, hortalizas de hojas verdes, kiwi y brócoli deberían estar en tu rutina alimenticia.

Como último consejo te recomendamos no aplicar depilación láser si piensas tomar sol, porque la inflamación de la depilación con la exposición solar no es la mejor combinación. ¡Pueden aparecerte manchas que en algunos casos no desaparecen! Hidrata tu piel con cremas, sal y haz deporte, duerme 7 a 8 horas al día, bebe agua en abundancia y mucha fruta. Ama y cuida tu piel.

Ahora sí estás listoa(a) para disfrutar el verano.

¡Revisa también tus lunares!

Como parte de nuestra rutina del cuidado de la piel, debemos estar siempre atentas a nuestros lunares. Para ello se inventó un método llamado “El ABCDE de los Lunares” que especifica todos los aspectos que tenemos que fijarnos para determinar si nuestro lunar es benigno o maligno.

Si has detectado algo extraño en tu piel o en tus lunares, ¡no dudes en pedir una hora con nuestros Dermatólogos!

     

 

Noticias
Relacionadas